Falta de interés por el presente

A continuación haremos un desarrollo de las flores que intervienen en este grupo

Chestnut Bud, Aesculus hippocastanum, Brote de Castaño de Indias

Del mismo árbol se obtiene la esencia de White Chestnut, para la cual emplean las flores. En este caso sólo se emplean los brillantes capu­llos que bajo una capa viscosa de catorce tegumentos alojan por igual las flores y las hojas.

Principio

Chestnut Bud está relacionado con la capacidad del alma para el aprendizaje y la rnateria1ización. En el estado Chestnut Bud negativo nos resulta difícil coordinar de forma correcta las ideas interiores con la realidad material. Tenemos propensión a repetir los mismos errores, y a los ojos de quienes nos rodean no aprendemos nada en el transcurso de nuestra vida. Por ejemplo, una mujer se compra blusas de una determinada tonalidad rosada aunque sabe que ese color no le sienta bien. En su armario guarda cinco blusas rosadas, casi todas de un tono idéntico y no usa ninguna de ellas. Cuando se le pregunta por qué lo hace, responde algo turbada: «Es raro, pero siempre vuelvo a elegir este color…»

A su vecino, un hombre que lleva una agitada vida privada, le sucede algo parecido. Siempre aparece en compañía de nuevas mujeres, amigas y chicas del mismo tipo, pelirrojas atractivas, aunque por su temperamento no congenia con ellas. A su alrededor, todos se preguntan ¿Por qué no intenta alguna vez ir con otras mujeres? «Sí, es lo que me pregunto yo también -admite con ingenuidad-. En definitiva, las cosas siempre acaban mal.» Sin embargo no ha acabado de decir estas palabras cuando ya está guiñándole el ojo a otra pelirroja.

Muchas personas que están en estado Chestnut Bud no hacen progresos en lo exterior, porque en su interior parecen haber incorporado un cohete que los incita sin darles punto de reposo.

A menudo, se adelantan mentalmente dos pasos a la realidad. Es como lo que le ocurre al hombre que escribe un libro y ya está elaborando el borrador para el segundo y el tercero, aun cuando todavía no ha concluido tres capítulos del primero. Por lógica en estas circunstancias se puede pensar que es dudoso que el primer libro vaya a aparecer alguna vez.

En estado Chestnut Bud negativo a la persona le resulta difícil hacer un balance intermedio y aprovechar las experiencias de modo tal que rindan beneficios en el futuro. Antes bien, algo les impele a lanzarse una y otra vez a nuevas aventuras de acuerdo con el principio de ensayo y  error. En su mayoría todas desisten debido al mismo error, y a menudo esta gente ni siquiera es infeliz.

Sin embargo, puede ocurrir que en el curso de su vida desarrollen síntomas periódicos de enfermedad somática, por ejemplo, ataques de jaqueca que aparecen después de las mismas polémicas sobre el mismo tema con el mismo interlocutor. O la famosa úlcera duodenal que se manifiesta puntualmente bajo las mismas constelaciones de estrés profesional. «Qué vamos hacer», suelen decir en el estado Chestnut Bud negativo, y compran de nuevo sus píldoras en lugar de preguntarse qué relación habrá entre la úlcera duodenal y su propia postura profesional. Tampoco se les ocurre preguntar a sus colegas acerca de sus experiencias para obtener otros puntos de vista.

Un individuo en estado Chestnut Bud negativo es como un caballo de torneo con anteojeras que corre siempre hacia la misma valla y siempre yerra el salto en el mismo lugar. Desde afuera se ve como si la misma secuencia filmina se proyectara hacia adelante y hacia atrás. La acción no prosigue, no se produce un desarrollo. La película no podrá continuar hasta que el jinete desmonte de su cabalgadura y reflexione por qué siempre fracasa en esa valla y se pregunte qué puede variar fundamentalmente. En el momento en que lo descubra, salvará la valla sin dificultad y la acción de la película podrá seguir.

Como espectadores, a veces se tiene la impresión de que las personas del tipo Chestnut Bud huyen de sí mismas y se resisten tercamente a reconciliarse con su pasado, más aún, con su vida. Como de este modo no pueden ganar de las experiencias de su pasado, siempre aparecen con las manos vacías. No tienen nada en qué apoyar sus decisiones presentes, ni principios reconocidos sobre los cuales construir algo en el futuro.

Es como si la personalidad adoptara erróneamente una pueril postura de porfía contra su Yo Superior, como si se negara a de­jarse guiar por él y a veces prefiera hacerse la remolona y faltar a todas las clases de la vida. Así se separa por propia voluntad del acontecimiento energético propiamente dicho. Realiza forzada su propia excursión» en lugar de abrirse y dejarse llevar por el gran acontecimiento energético.

En estado Chestnut Bud negativo, la persona debe aprender a avanzar como el pez que sigue la corriente con el cardumen, en lugar de nadar de aquí para allá en un pequeño «acuario» propio en medio del río. Debemos comprender que no podemos huir al futuro antes de pasar por el pasado, porque el futuro sólo es el espejo del pasado y el desarrollo propiamente dicho empieza ahora, en el presente. No podemos pues huir de nuestro pasado porque siempre nos da alcance en la nueva escena.

Comparativamente, Chestnut Bud parece ser un estado energético muy juvenil. De hecho, es muy indicado en el tratamiento pediátrico.

En los niños, este estado se reconoce porque siempre dan la impresión de estar algo distraídos y desatentos, sin detenerse con sus pensamientos en sueños o fantasías como los niños Clematis. Simplemente parecen no registrar muchas cosas. Por eso olvidan, por ejemplo, poner su merienda en la cartera o siempre escriben mal las mismas palabras en el dictado y no captan la cosas con la misma rapidez que sus compañeros.

«Este niño está algo atrasado», dicen los padres que desconocen que en ese momento su hijo vive en una realidad tiempo espacio completamente distinta, pues no puede coordinar eso  que transcurre interiormente en él, a una frecuencia vibratoria distinta, en parte mucho más alta, con la frecuencia de vibración del entorno. Si los padres tratan de meterlo por la fuerza en la realidad tiempo-espacio  normal, lograrán lo contrario de lo que se proponen: interiormente se tornará más inseguro y reaccionará con torpeza y parecerá tonto. Si los padres dejan de lado la presión y tratan de armonizar  con la frecuencia de vibración de su hijo, le darán alcance en el espacio en el que se encuentra en ese instante. Entonces las cualidades del niño podrán desarrollarse según sus propias leyes y de acuerdo con la experiencia, en poco tiempo hará progresos sorprendentes.

Chestnut Bud ayuda a coordinar mejor las actividades mentales interiores con las realidades materiales. El individuo aprende lentamente pero con seguridad a observar las cosas sin presiones, con tranquilidad. Empieza a aprender de sus propias experiencias y de las de los demás para el futuro. Desarrolla una distancia respecto a sí mismo que le posibilita verse como lo ven también los demás. Se crea así la posibilidad de experimenta cada vez nuevas experiencias de aprendizaje y de gozar una y otra vez de la vida.

Síntomas clave del estado Chestnut Bud

Se cometen siempre los mismos errores, porque se asimilan realmente las propias experiencias y no se aprende bastante de ellas.

Síntomas en estado de bloqueo

  • La persona incurre siempre en los mismos errores, sostiene las mismas discusiones, provoca los mismos accidentes, etcétera.
  • Parece lenta en aprender, sea por falta de interés, indiferencia, impaciencia o falta de observación.
  • Extrae bastante de las propias experiencias para sí misma no asimila las vivencias con la suficiente profundidad.
  • Prefiere lanzarse a una nueva experiencia, en lugar de disfrutar de la última.
  • No puede aprender de las experiencias de los demás.
  • Como su pensamiento está dos pasos más adelante que el de los demás, reacciona en la presente situación con falta de atención, impaciencia y desinterés.
  • Tiene la sensación interior de viajar en un automóvil cuyo motor se va ahogando.
  • Ante los demás parece despreocupada e, incluso, ingenua.
  • Le cuesta aprender, muestra bloqueo en el aprendizaje, desarrollo retardado.
  • Periódicamente y con regularidad, suele presentar los mismos síntomas de enfermedad          como jaquecas, acné, ataques.

Potencial en estado transformado

  • Puede cambiar interiormente con facilidad, buena capacidad para aprender.
  • Mentalmente activa, aprende también a través de la observación de la conducta de otras personas.
  • Sigue con atención todos los acontecimientos de la vida, observa en particular todo lo negativo y los propios errores.
  • Siempre se halla en el presente con su atención; cada experiencia es renovado enriquecimiento interior.
  • Extrae lo mejor para ella de las experiencias diarias.
  • Puede observar y ver sus errores a la misma distancia que los ven los demás.
  • Recomendaciones para las personas en estado Chestnut Bud
  • Cada noche pasar revista mentalmente al día anterior y analizar: ¿Qué aprendí de nuevo hoy? ¿Qué haré de otro modo la próxima vez y cómo?
  • Dedicarse a actividades cercanas a la tierra, como por ejemplo la jardinería o la alfarería.
  • Frases de programación positiva:

«De cada experiencia aprendo algo nuevo»;

«Siempre comprendo antes lo que me conviene y reco­nozco posibles errores»;

«Veo lo que es»;

«La tranquilidad interior me mantiene en el presente».

 CHESTNUT BUD (REMEDIO T)

Características positivas

  • En su estado positivo, la persona Chestnut Bud es aquella que coordina excelentemente su mundo interior con su situación vital, viéndola con objetividad tal cual es, con calma y sin presiones. Es flexible mentalmente y aprende de su experiencia y de la de los demás.
  • Logra tomar la suficiente distancia de sí misma como para verse tal cual la ven los otros. Esto le permite aprender cosas nuevas disfrutar de la vida con tranquilidad.
  • Puede aprender de los errores, tanto propios como ajenos, focalizando su atención en el presente y aprovechando al máximo lo que la vida tiene para ofrecerle.
  • Tiene la virtud de capitalizar cada nueva experiencia.

Persona Chestnut Bud en estado negativo

  • Tropieza dos veces con la misma piedra, es decir que no aprende la experiencia vivida.
  • Está apurada y no pone demasiada atención, pasando rápidamente de una cosa a otra sin profundizar.
  • Salta de una situación a otra sin conectarse con la experiencia.
  • Olvida el pasado. Esta flor permite tomar conciencia de que no  se puede huir del pasado al futuro sin vivir el presente, donde se produce nuestro real desarrollo.
  • Para aprender a moverse junto con los demás en vez de navegar solitariamente en medio de la corriente de acá para allá sin llegar a ningún lado.
  • En síntomas psicosomáticos como respuesta emocional a determinadas situaciones tales como discusiones, estrés, etcétera.
  • Personas muy poco observadoras o superficiales.
  • Personas que no pueden conectar determinadas causas con determinados efectos que se dan repetitivamente.
  • En personalidades muy aceleradas y poco reflexivas.
  • En diarreas, colitis a repetición, colitis ulcerosa, espasmos intestinales, si se entienden estos cuadros como ansiedad expresada a nivel vegetativo, y condice con personalidades que no pueden asimilar” o esperar a hacer la digestión, evacuando automáticamente.
  • Para aprender a aprender.
  • En dificultades de aprendizaje, tanto en niños como en adultos, más que por falta de concentración, por falta de profundización.
  • En algunos casos de retardo mental, como parte de una fórmula más amplia.
  • Pacientes con el síndrome de Down (mogolismo), junto con el Rescue Remedy, durante mucho tiempo, aprenden a controlar esfínteres y en general tienen mayor apertura hacia el aprendiza­je, hasta donde cada uno pueda llegar.
  • Para aprender a ver los errores que uno comete y tener la posibi­lidad de modificar actitudes.
  • En personas que sufren accidentes a repetición.
  • En aquellos que olvidan demasiado rápidamente las experiencias desagradables.
  • A veces en la eyaculación precoz, por no poder permanecer en el lugar (por angustia encubierta).
  • Para la “mala memoria”, como parte de una fórmula.
  • Aquellos que parecen ingenuos, torpes, poco atentos, con bloqueo mental o desarrollo lento.
  • Enfermedades físicas recurrentes sin saber por qué.

Efectos del Chestnut Bud

  • Tiene acción ansiolítica. Es conveniente tener en cuenta que ccii da además con alguna de las emociones en desequilibrio descriptas para esta flor.
  • En situaciones de gran represión este remedio hace que la represión se levante aflorando recuerdos a la conciencia.
  • Cuando la persona no sabe por qué le pasa lo que le sucede, dando esta flor invariablemente aparece la verbalización: “me di cuenta…”.
  • Por ejemplo se da cuenta de cosas que antes no notaba, como que llegaba tarde a todos lados toda su vida.

Verbalizaciones:

“Ya sé que no estuve bien, pero lo volvería a hacer tal cual otra vez.”

“No sé qué me pasa con las parejas que elijo, siempre termino igual.”

“Siempre cuando llego a un punto en los negocios, fracaso y no logro darme cuenta en qué me equivoco.”

“Me dicen que no presto atención, pero lo que pasa es que mis pensamientos van tan rápido que yo ya estoy en otra cosa.”

“No me fijo en lo que pasó, siempre pruebo de nuevo.”

“Me resulta difícil aprender cosas nuevas.”

“Siempre vuelvo a hacer lo mismo y eso que me prometo que esta vez fue la última.”

“Siempre termino comprando ropa del mismo color sin darme cuenta.”

Mustard, Sinapis arvensis, Mostaza blanca

Esta planta enhiesta, de 30 a 60 cm de altura, crece en campos y a 1a vera de los caminos. Sus brillantes flores amarillas se desarrollan primeramente en corimbo y luego rápidamente dan origen a vainas alargadas.  Florecen de mayo a Julio.

Principio

Mustard está relacionada con las cualidades anímicas de la serenidad y la diáfana claridad. En estado Mustard negativo se está rodeado de una sombría melancolía.Sin causas que lo justifique, una profunda tristeza se abate sobre el individuo, como una pesada nube desconocida, que lo envuelve e interpone  una capa aislada de hondo sufrimiento espiritual entre él y el resto del mundo. De pronto, se convierte en un extremo en su propia vida; todos los pensamientos revierten hacia sí mismo; las energías parecen escurrirse por una esclusa invisible. Mientras gravita esta pesada fuerza sobre él, se halla expuesto a ella enteramente y no hay artimaña alguna en este mundo capaz de librarle de este oscuro sueño: ni la distracción ni los argumentos lógicos. Tampoco puede impedir exteriorizar su estado como en el caso Agrimony. La inmóvil y oscura fuerza de gravitación es más poderosa, los mantiene atrapados hasta que se aligera por sí misma y desaparece tan de repente como aparece.Liberados y agradecidos respiran entonces con alivio hasta que se presenta la próxima nube.  Toda persona conoce estos ataques de pesimismo, irritantes por su aparente falta de lógica, si bien no en forma tan extrema. El estado Mustard también transcurre a menudo inadvertido, en los planos interiores.

Un estado Mustard crítico es comparable a las etapas previas del síndrome de la depresión endógena, que se presenta también poco a poco sin que se  aprecien causas inmediatas aparentes. Al­gunos de sus síntomas físicos más típicos, como el retardo del movimiento, la debilidad de los impulsos y la reducción de la perceptividad, los encontramos a veces en el estado Mustard negativo. En este estado se hace particularmente patente que en todo estado anímico negativo se reduce la frecuencia de vibración; todas las funciones están disminuidas: las físicas, con la lentitud de los movimientos; las psíquicas, con la pobreza de impulso; las  mentales, con la percepción reducida. Lo que parece ser especial en el estado Mustard es que una intensa y desconocida vibración extraña se superpone en gran medida a la vibración propia de la personalidad y casi suspende transitoriamente su relación con  respecto al mundo.

Por esta razón, la respuesta a la pregunta de dónde residiría el error en el estado Mustard negativo no es sencilla. Se la puede observar desde diversos puntos de vista.

El error no parece radicar sólo en esta forma de existencia. Los esotéricos dirían que los motivos de un estado Mustard nega­tivo están condicionados por un karma y nacen de las capas más profundas del alma misma. El estado Mustard es la consecuencia de una caída desde una gran altura a una gran profundidad. Es el caso de una personalidad ya evolucionada que utilizó su capacidad, superior a la del término medio, para tratar con las fuerzas  cósmicas en otras formas de existencia, sólo en su propio y limitado provecho, por lo que la dilapidó. Explotó las fuentes que había en ella y que debían servirle para convertirse en instru­mento de su alma y de este modo de fuerzas divinas más grandes aún. Así pues, el estado Mustard negativo es la expresión de la   pena del alma por su potencial perdido, que la personalidad debe experimentar en dolorosa impotencia.

El hecho de haber vivido la inmovilidad, la separación total del alma, de su fuente de vida propiamente dicha, lleva tarde o temprano a la personalidad a añorar ver de nuevo la luz de su alma y a aproximarse a ella.

A este respecto, la experiencia nos demuestra que el estadoe Mustard se alivia enseguida cuando se acepta interiormente, y se entra y penetra conscientemente en la pena.

Visto de este modo, todo estado Mustard negativo se parece: también al estado Sweet Chestnut, un precioso regalo que vuelve a abrir, hacia las profundidades del alma, la puerta cegada.

A menudo, el estado Mustard se presenta antes de dar decisivos pasos evolutivos. En el curso de su desarrollo mental, casi todos los individuos pasan por fases Mustard negativas, para conocer en si mismos esa oscura energía cósmica, vivirla dolorosamente y transformarla.

Algunas personas parecen tener una facilidad especial en  poder transformar en si más de esta cualidad energética que otras personalidades. Para ellas debiera ser un consuelo saber que toda transformación en un individuo siempre repercute en todos los demás y en el Gran Todo. Con la tranquilidad de haber aclarado un poquito nuestro planeta con cada día Mustard oscuro transcurrido, pueden sobrellevar su melancolía con íntima satisfacción, incluso con un silencioso gozo.

Edward Bach escribió: «Mustard ahuyenta la tribulación y devuelve la alegría de vivir». El paciente tratado con Mustard tiene la sensación de despertar lentamente de un profundo y oscuro sueño.

En estado Mustard positivo, las personas pueden recorrer los días soleados y nublados de su vida con una sensación de paz interior. Aunque no dejan de ver las nubes oscuras, ya no permiten que les opriman.

He aquí la diferencia entre el estado Mustard y el estado Gentian:

Mustard: La pena viene y se va sin una relación interior aparente

Gentian: El motivo de la pena es conocido, por ejemplo: climaterio, la crisis de la mediana edad, la pérdida de un empleo.

La diferencia decisiva entre los estados Mustard y Sweet Chestnut es la siguiente

Sweet Chestnut: Un estado más activo; pueden traducir en palabras su honda desesperación.

Mustard: Estado más pasivo y afectivo; no saben lo que les ha ­sucedido porque no pueden reconocer ningún nexo con su otra vida.

Síntomas claves del estado Mustard

De repente se presentan períodos de profunda melancolía sin causa aparente, y tal como vienen se van.

Síntomas en estado de bloqueo

  • Profunda tristeza, pesimismo.
  • Algo pesado, negro, desconocido se abate; el alma pena.
  • De buenas a primeras, la melancolía envuelve a la personalidad como una nube negra.
  • El individuo se siente excluido de la vida normal, se han apagado todas las luces; clima interior de día de difuntos.  
  • No encuentra ninguna relación lógica entre este estado y su vida cotidiana.
  • Grave melancolía en la que el presente casi no es tenido en cuenta.
  • Completamente introvertido, cautivo de la pena.
  • No puede disimular ante los demás su estado de ánimo.
  • No puede contribuir a mejor su estado de ánimo con ar­gumentos razonables.
  • Es prisionero de esa sensación hasta que desaparece de sú­bito por si sola entonces se siente como liberado de una prisión

Estos estados lo asustan porque no los puede controlar.

Potencial en estado transformado

Pasa los días, tanto claros como oscuros, con claridad interior, serenidad y estabilidad.

Recomendaciones para las personas en estado Mustard

  • Reconocer el estado de ánimo, comprometerse con él de lleno, por ejemplo, escuchar música melancólica, navegar por el mar del Norte bajo la lluvia, o cosas parecidas.
  • Añorar su alma como un amante.
  • Psicoterapia, acentuando el trabajo simbólico.   
  • Frases de programación positiva:

«Estoy lleno de alegría»;

«Camino por cimas luminosas»;

«Mi corazón está liviano y alegre»;

«Estoy agradecido por las horas de dolor».

Después de tomar Mustard

El sujeto tiene la sensación de irse despertando de a poco de un pesado y oscuro sueño.

En la entrevista con estas personas suelen mencionarse antecedentes de depresión endógena en la familia.

MUSTARD (REMEDIO C)

Apectos positivos

Personas que gozan de estabilidad  interna, paz y alegría suficientemente fuertes como para contrarrestar cualquier ataque de melancolía.

Personas que ven las nubes oscuras pero no se permiten ser deprimidos por las mismas: por el contrario, el goce y la serenidad interiores los acompañan tanto los días nublados como los soleados.

En situación de desequilibrio

  • Depresión profunda que envuelve al sujeto con un manto oscuro.
  • Estado depresivo y desesperado que hace que el sujeto se aísle del resto del mundo.
  • Personas que sólo pueden pensar en sí mismas, aun así sintiéndose extrañas en su propia vida y despojadas de todas sus energías.
  • Los que se sienten a merced de una fuerza negra de la que se creen que no pueden salir y que los mantiene prisioneros. Este estado puede aparecer y desaparecer bruscamente sin previo avi­so y sin razón aparente.
  • Esta depresión suele aparecer con la depresión de otras funcio­nes físicas como lentificación de movimientos, percepción reduci­da, lentificación mental, baja en los estímulos.
  • No se puede encontrar una conexión coherente entre el estado depresivo y el resto de la vida de la persona.
  • En melancolías o depresiones de tipo endógeno.
  • Para quienes tienen la sensación de estar hundidos en un pozo sin posibilidad de salida. Cuando se les pregunta si saben por qué están así, no saben dar razones.
  • Las personas en este estado son difíciles de acompañar y no logran sobreponerse a esta situación con argumentos lógicos. Se encuentran a merced de estos sentimientos hasta que éstos desaparecen por su cuenta y entonces tienen la sensación de haber sido liberados de una cárcel.
  • Puede haber síntomas fisicos como cefaleas, insomnio, inapeten­cia, falta de interés en la sexualidad y sensación de vacío inte­rior. También autorreproches.
  • A veces es un tipo de depresión que surge relacionada con la época menopáusica.
  • Depresión que aparece por ciclos de meses o épocas determinadas del año, como otoño o primavera.

Frecuentes verbalizaciones

“Sufro de depresión: no me pregunte por qué!. De pronto me pongo contenta y de pronto veo todo negro.”

“‘Me siento totalmente bloqueada y separada de la Vida y no sé por qué.”

“Es como si hubiera perdido algo pero no sé qué.”

“Así como me viene esta depresión, así después de un tiempo se me va.”

“Tengo familia, hogar, dinero, no sé qué me pasa, no lo puedo entender, no tengo ganas de hacer nada, todo me es indiferente.”

“Sólo me atrae quedarme en la cama.”

“A la mañana me cuesta muchísimo levantarme y estoy muy deprimida, hacia el anochecer estoy mejor, pero a la mañana  siguiente estoy muy mal otra vez.”

“No sé para que vivo, nada me atrae ni me estimula. Sería mejor para mi familia y para mí que estuviera muerta.”

“Me siento como dentro un pozo negro.”

 

White Chestnut, Aesculus hippocastanum, Castaño blanco o Castaño de Indias

Florece a finales de mayo o principios de junio. En su mayor parte las flores superiores del árbol son masculinas, y las inferiores, femenina al principio su color es blanco amarillento, luego se tiñen de manchas rojizas.

Principio

White Chestnut está relacionado con las cualidades anímicas de la tranquilidad espiritual y del discernimiento. En estado White Chestnut negativo se es víctima de ideas improcedentes, mal entendidas.

¿Quién no conoce este estado? Ha habido problemas en la empresa. Al cabo de dos horas de acalorado debate todo parece quedar arreglado satisfactoriamente pero una vez en casa, sumergidos en la bañera para relajarnos, se reanuda el debate: se nos ocurre todo lo que hubiéramos tenido que decir. Una y otra ve nos defendemos ante un imaginario consejo de empresa. Una otra vez escuchamos la observación desfavorable de nuestro socio, al que teníamos en tan alto concepto. No puede ser cierto que nos decepcione de ese modo. ¿Tal vez deberíamos separarnos? ¿Pero qué sería entonces del nuevo e importante proyecto Decidimos no pensar más por el momento. Mañana temprano habrá tiempo de meditar el asunto con calma. Lo primero es meterse en la cama y dormir. Sin embargo, el sueño anhelado no viene. Nos damos vueltas  y  vueltas en la cama abrumados por los mismos argumentos y contraargumentos, Si pudiéramos desconectar el torturante aparato pensante, si pudiéramos yacer quietos, si…!

Las personas de acentuados rasgos White Chestnut no expe­rimentan este estado de vez en cuando, sino con frecuencia. Mu­chos se acostumbran tanto a su diálogo interior, que casi lo con­sideran un estado normal.En estado White Chestnut negativo se es víctima de una mente demasiado poderosa que predomina sobre todos los demás planos de la personalidad. Algunas personas que usaron White Chestnut experimentaron en la meditación que su cabeza era como una unidad energética completamente separada de ellas.

«En pensamiento me muevo como un hámster en la rueda y no avanzo un solo paso», admitió un alumno de los cursos superiores en estado White Chestnut. «Mis ideas son como moscardones mentales que no logro ahuyentar de mi cabeza. Me dominan por completo: Hace poco estuve a punto de  golpearme la cabeza contra un poste de alumbrado, harto de mi discusión interior. En mi cabeza bulle tanta cháchara que en la oficina no logro concebir una  idea clara». Estas son típicas exteriorizaciones de personas en estado White Chestnut negativo. No pocos de ellos padecen dolores de cabeza,  en particular localizados sobre los ojos. Muchos tienen problemas para conciliar el sueño, o a las cuatro de la mañana los despiertan pensamientos que no logran ahuyentar, y que vuelven a meterse por la puerta del fondo como importuno representantes. Con frecuencia, la intensa tensión mental se re­fleja en el rostro. Al igual que los individuos en estado Vervain los que están en estado White Chestnut mueven inconscientemente el maxilar inferior como si masticaran.

Chancellor  escribe con mucho acierto: «A diferencia del estado Clematis en el que huimos voluntariamente de la realidad para refugiarnos en el mundo de nuestros pensamientos, en el  estado White Chestnut daríamos todo por escapar del mundo de nuestros pensamientos, para estar sólo en la realidad con mente clara y sobria».

Existen las más variadas hipótesis acerca del origen del estado White Chestnut negativo. El propio Bach decía que se presenta cuando el interés de la personalidad no está puesto con suficiente intensidad en la situación presente, como para absorber su mente por completo. En esos momentos parecen infiltrarse en la conciencia otros ciclos de ideas más importantes, con la esperanza de ser ordenados por fin satisfactoriamente.

En todo caso, en estado White Chestnut negativo parece no desarrollarse de manera óptima un proceso de selección en el plano espiritual y mental. La personalidad no ha desarrollado en este último una pauta eficaz de decisión para discriminar qué impulsos ideológicos deben ser tomados del sistema y cuáles relegados. Casi podríamos decir que toma con avidez todo lo que viene, y luego se ve confrontada a un cúmulo de estos impulso: que no puede ordenar. Estos revolotean en derredor como una ­infinidad -de breves notas o mensajes cifrados sobre un escritorio desordenado que ocultan a la vista los legajos realmente impor­tantes. El hombre sentado al escritorio está tan sobreexcitado a nivel mental que le resulta difícil  poner orden en su mesa y sepa­rar lo importante de lo que no lo es tanto, lo que tiene prioridad de lo que puede esperar.

En White Chestnut positivo la personalidad puede  dar vía libre a cualquier impulso ideológico extraño, que pasará vertiginoso de largo cómo un tren expreso, sin sucumbir a la tentación de abordarlo. Su estado mental se caracteriza por el sosiego y la la paz. Del claro lago de su conciencia surgirán por sí solas las respuestas y las soluciones deseadas. Las personas en estado White Chestnut positivo pueden aprovechar de manera constructiva su poderoso plano mental.Los médicos rurales del siglo pasado recomendaban a sus pacientes lleven consigo durante tres días consecutivos tres castañas crudas para combatir las cefaleas provocadas más por los nervios que por la excesiva afluencia de sangre al cerebro, y tenían éxito.

Véase la distinta sensación de carga mental entre los estado  Hornbeam, Scleranthus y White Chestnut:

Hornbeam: la cabeza pesa, la persona se siente sobrecargada, mentalmente; predomina  una sensación de desidia.

Scleranthus:  El pensamiento salta entre dos posibilidades como lo hace un saltamontes; se destaca en primer plano un sentimiento de indecisión.

White Chestnut: El aparato intelectivo está sobreexcitado, las ideas giran sin cesar, da lasensación de estar a merced de ellas.

Síntomas clave del estado White Chestnut

Determinadas ideas dan vueltas sin cesar en la cabeza, sin poderse librar de ellas. Departe y dialoga con su interior.

Síntomas en estado de bloqueo

  • Pensamientos o imágenes indeseables penetran continuamente en la conciencia y no se pueden ahuyentar.
  • Inquietud y debilitamiento del ánimo provocado por la preocupación o acontecimiento.
  • Se piensa una y otra vez en «lo que deberíamos haber dicho» o «lo que diremos».
  • Es como si la aguja se hubiera quedado atascada en un surco del disco.
  • Con el pensamiento, se marca el paso siempre en el mismo lugar, infructuosamente, como el hámster en su rueda.
  • Incesante cháchara interior, ecos que reverberan en la ca­beza.
  • Interiormente se analizan una y otra vez los mismos pro­blemas sin llegar a una solución.
  • Excesiva actividad interior del cerebro, de ahí que en la vida diaria se parezca distraído, por ejemplo: no escuchan cuando les interpelan.
  • Debido a la torturante congestión de pensamientos no se puede dormir, especialmente en las primeras horas del amanecer.
  • En ocasiones, la tensión mental hace rechinar los dientes, mover el maxilar inferior. Sensación de tensión en la frente y alrededor de los ojos.

Potencial en estado transformado

  • Estado mental equilibrado.
  • En la cabeza reina paz y sosiego.
  • De la calma interior aflora por sí sola la solución de cada problema.
  • Se puede trabajar de manera constructiva con la fertilidad mental que presenta cada individuo.

Recomendaciones para las personas en estado White Chestnut

  • Ocuparse mentalmente en el tema «fuerza de pensa­miento».
  • Disolver las ideas indeseables mediante la visualización:
  • Por ejemplo, ahogándolas en agua, quemándolas en fuego, cubriéndolas con nieve, despachándolas a bordo de un tren.
  • Hacer ejercicios respiratorios y de yoga que armonicen el sistema energético.
  • Frases de pronunciación positiva:

    «Me inunda la calma»;

    «Todo se desenvuelve consecuentemente»;

    «La solución buscada surge en mi por si sola»;

    «Libero todos los pensamientos extraños y extemporá­neos».

WHITE CHESTNUT (REMEDIO T)

Aspectos positivos

Personas capaces de hacer un uso constructivo de su podero plano mental, que controlan su pensamiento con una mente calma.

Quienes pueden deshacerse de sus pensamientos improductivo  para no perturbar la armonía. la calma y la paz de su mente.

Tienen la cualidad de que las respuestas y soluciones buscada para ciertos problemas circunstanciales emerjan espontáneamente.

Aspectos en desequilibrio

  • Aquellos que aunque desean relajarse, repiten mentalmente los problemas y discusiones que tuvieron a la mañana.
  • Aquellos que desean dormir pero que al apoyar la cabeza sobre la almohada no pueden impedir que sus pensamientos vaguen por todos lados sin poder desconectarlos.
  • Aquellos que se quejan de tener diálogos internos que los tortu­ran.
  • Aquellos que a pesar de sus deseos no pueden frenar los argumentos y contraargumentos que se les imponen mentalmente.
  • Personas que experimentan a su cabeza como un ente energético completamente independiente mientras meditan.
  • Para quienes sufren de dolores de cabeza en la zona de la frente justo arriba de los ojos.
  • Para problemas de insomnio, al irse a dormir, o de despertarse por los pensamientos que rondan la cabeza en medio de la noche.
  • Para todo tipo de pensamientos persistentes e indeseados que inoculan a la persona.
  • En personas con fallas en la selección de lo que desean pensar no hay discriminaciones entre pensamientos e ideas que debieran ser aceptados por  el sistema mental y aquellos que debieran ser rechazados.
  • Absorben todo y después no lo pueden integrar.
  • Personas cuyas ideas vagan desordenada y fragmentariamente como perdidas en el psiquismo, sin orden de prioridades entre las que son importantes y las que son banales. Pensamientos indeseados que dan vueltas y vueltas en la cabeza  y que no se pueden frenar.
  • Diálogos y argumentos mentales.
  • Preocupaciones o vivencias que vuelven una y otra vez al plan mental. Independientementede los deseos.
  • Los que no pueden evitar rumiar una y otra vez los mismos problemas o pensamientos.
  • Personas que debido a la hiperactividad mental ponen escasa atención a lo cotidiano. Por ejemplo, no escuchan cuando se dirigen a ellas.
  • En la psiquiatria: rumiación obsedente en las neurosis obsesivas y en las melancolías.
  • Personas’ cansadas, deprimidas durante el día, que de noche se sienten acosadas por un diálogo interior o con la cabeza llena de pensamientos que las torturan y que no pueden cortar.
  • Según Chancellor, aquellos que sienten como un disco rayado en la cabeza.
  • Diálogos y conversaciones internas frecuentes en la adolescencia.
  • Personas que inconscientemente aprietan sus mandíbulas inferiores o rechinan sus dientes.
  • Aquellos que se quejan de fallas en la concentración.
  • Los que sufren de trastornos en el sueño.
  • Según M. Scheffer  estos síntomas se encuentran frecuentemente entre personas que tuvieron meningitis.
  • A diferencia de Clematis que usa sus pensamientos para escapar del mundo. White Chestnut daría cualquier cosa por escapar de sus pensamientos al mundo. El pensamiento de White Chestnut es penoso, el de Clematis no.

Frecuentes Verbalizaciones

“En mis pensamientos parezco un hámster en su rueda, siempre girando en redondo, sin avanzar un solo paso.

“Mis pensamientos me dominan y no los puedo apartar de mi ca­beza.”

Cuando estoy muy ocupado con mis pensamientos a veces ni me fijo en los semáforos al manejar.”

“Mi cabeza está tan llena de cosas que no puedo pensar una Idea coherente y clara cuando estoy trabajando.”

“Cada vez que me quiero sentar a estudiar en mi cabeza apare­cen todo tipo de pensamientos bullendo y no me puedo concen­trar en lo que quiero hacer.”

“No sé qué daría por tener mi mente fresca y clara.

“Me siento prisionero de mis propios pensamientos.

“No puedo sacarme de la cabeza que en la discusión con mi jefe yo debería haberle dicho… mañana voy y le digo… porque no le dile… si le dile… me dijo…”

“Me retumba la cabeza como con ecos.

‘Lo único que me falta es que me cuelguen un cartelito que diga Ocupado pensando’.”

‘Me despierto a las   de la mañana pensando y con Imágenes. No puedo desenchufarme.”

Tomando White Chestnut
Entre otros beneficios facilita la concentración y el desarrollo de facultades creativas e intuitivas.

Wild Rose, Rosa canina, Rosa silvestre o escaramujo

Esta planta, que dio origen a muchas especies de rosas cultivadas, crece a la vera soleada de los bosques, en setos y laderas pedregosas. Sus flores blancas, rosa claro o rosa fuerte, se abren entre junio y agosto, presentan cinco grandes pétalos y brotan aisladas o en grupos de tres.

Principio                                                                              

Wild Rose está relacionada con las capacidades anímicas de la entrega y la motivación interior. En estado Wild Rose negativo  se entiende erróneamente el principio de la entrega y se vive de manera negativa. En lugar de entregarse gozosos a la vida y a su cometido de conformidad con el Gran Todo, en estado Wild Rose el individuo  se abandona a expectativas negativas muy fijas. Este error proviene a menudo de los primeros días de vida, o quizá venga ya con nosotros de formas de existencia anteriores. Provoca una ­total renuncia de la propia iniciativa, una resignación apática frente a la vida interior y exterior.

Un bebé que llora durante horas por la ausencia de su madre en algún momento deja de esperar a que ella venga y sacie su hambre. Se abandona a su destino, con una sensación de infinito desamparo y vacío total. Desaparece el interés de vivir. Lo que queda es un a apático seguir vegetando Los pacientes que necesitan Wild Rose dan con  frecuencia impresión de estar medio muertos, se ven como plantas achapa­rradas por las que no corre la savia vivificante. Ya han pasado por todas las depresiones. Han capitulado como «condenados vitali­cios» y se han resignado a su destino. Creen que su situación es irreversible: su enfermedad crónica, su matrimonio fracasado o su trabajo poco satisfactorio. No conciben la idea de que para ellos pueda haber algo diferente.

«Esto nos viene de familia». «No me queda más remedio que soportarlo». «Para mí la suerte está echada de todos modos». Estas y otras frases similares, dichas con voz inexpresiva, no des­piertan, por lo general, compasión en el entorno porque las cir­cunstancias externas no siempre son tan negativas.

Las personas en estado rosa silvestre son aburridas y fatigan, pues su apático desinterés torna opresivo el clima a su alrede­dor.

También se ha definido el estado Wild Rose como «anemia psíquica», porque a raíz de muchos programas mentales de inhi­bición, el ser no es capaz de absorber la energía vital del cosmos con la correcta calidad y transformarla en su interior.

No siempre el estado Wild Rose es tan manifiesto como se lo describe aquí. Si transcurre en planos más sutiles, puede eviden­ciarse, a modo de compensación, una especie de actividad deses­perada, como la que se observa a veces en los llamados «ejecuti­vos agresivos».

La persona que toma Wild Rose advierte un paulatino des­pertar de su chispa vital y comienza a vivir de nuevo. Redimida ya, puede entregarse cada día más a la vida. Inundada cada vez más de energía vital, puede dejar que por fin afluyan a ella las grandes y pequeñas riquezas de la vida y lo haremos con gozosa expectativa y vivo interés.

Con frecuencia, Wild Rose es un remedio para tratamientos prolongados, pero también se ha mostrado eficaz en estados transitorios de abulia: por ejemplo, durante una psicoterapia en la que se trabaja sobre los primeros arios de vida; tras la atenua­ción de la energía vital debido a una excesiva actividad sexual; después de abortos o de una fase de intenso trabajo sobre la pro­pia personalidad.

He aquí la diferencia entre la desesperación en estado Wild  Rose y Gorse:

Wild Rose: Vive en una apatía mortal. No se le ocurre esperar­ algo distinto para su persona. Completamente pasivo.

Gorse    Tiene esperanzas, pero se desespera porque cree tener  que enterrarla definitivamente. En su interior es algo más activo que Wild Rose.

Diferencia entre la resignación en estado Sweet Chestnut en estado Wild Rose:

Sweet Chestnut: Cree haber alcanzado el límite de su resistencia. Se halla ante el limite inmediato de la resignación, pero todavía no se entrega.

Wild Rose: Se resigna a haber cruzado el limite. Interiormente, se ha entregado en parte o por completo. Más pa­sivo que Sweet Chestnut.

Síntomas clave del estado Wild Rose

Desinterés, apatía, resignación, capitulación interior.

Síntomas en estado de bloqueo

  • Interiormente se ha claudicado, aun cuando las circunstan­cias exteriores no son de manera alguna tan desesperadas o negativas.
  • Pérdida total de la alegría de vivir y de la motivación inte­rior, debida a decisiones inconscientes negativas.
  • Ya no se hace esfuerzo alguno por cambiar algo en la pro­pia vida hacia lo positivo.
  • Con actitud fatalista la persona se conforma con todo.
  • Se somete a su destino, por ejemplo: un matrimonio desdichado, una profesión insatisfactoria, una enfermedad crónica, etc.
  • Cree ser portadora de una tarea negativa hereditaria.
  • Tristeza subliminar.  No se queja de su estado que considera normal.
  • Se siente aburrido, indiferente e interiormente vacío.
  • Estado de lasitud, de total falta de energía, apática.
  • Habla con voz monótona y apagada.

Potencial en estado transformado

  • Cada día se halla un nuevo interés en la vida.
  • Se vence lo cotidiano sin esa sensación anquilosante de la rutina.
  • El individuo puede entregarse contento a sus leyes vitales interiores.
  • Vive con la sensación de libertad y flexibilidad interior.

Recomendaciones para las personas en estado Wild Rose

  • Reconocer que se deben cambiar consciente y decididamente los programas mentales negativos.
  • Psicoterapia con trabajo simbólico.
  • Realizar entretenimientos físicos que obliguen a reaccionar con flexibilidad y a improvisar.
  • Frases de programación positiva:

«Tengo derecho a todo lo que deseo de la vida»;

«Siento que mi vida se torna cada vez más hermosa e inte­resante»;

«Me embarco de lleno en la vida»;

«Desarrollo nuevos programas positivos de vida».

WlLD ROSE (REMEDIO T Y A VECES C)

Características positivas

  • Personalidades que diariamente encuentran nuevos intereses en la vida. No se dejan paralizar por la rutina, siguiendo sus inquietudes interiores con dedicación y logrando que sus motivaciones internas e interés en las cosas les produzcan gran capacidad de goce.
  • Poseen libertad y flexibilidad para recrear lo cotidiano, disfrutar de lo interesante y hermosa que es la vida.
  • Sienten que tienen derecho a todo lo que desean que la vida le brinde

En estado de desequilibrio

  • Personalidades muy pesimistas. Fijadas a expectativas negativas.
  • Personas sin iniciativa personal con apatía y resignación tanto hacia la vida interior como exterior.
  • Criaturas que pidiendo atención de sus mamás y no habiéndola ­recibido abandonaron la esperanza de ser tomadas en cuenta, re­signándose a la concomitante sensación de vacío.
  • Personas con my poco interés en la vida. que vegetan en lugar de vivir, sin energía. A veces parecen medio muertas (desde un punto de vista psíquico, no físico. Va más allá de la depresión.
  • Personas en las que aparece una especie de capitulación, como si estuvieran sentenciadas y aceptaran opacamente su destino.
  • Aquellos que piensan que sus circunstancias no pueden ser mo­dificadas  sea su enfermedad crónica, su matrimonio atascado y sin esperanza o su trabajo poco satisfactorio.
  • Quienes no se les ocurre qué las cosas puedan ser diferentes.
  • Personas con cara inexpresiva, con voz monótona.
  • Personas que son aburridas como compañía y por eso cansan a  los demás. Su apatía y falta de interés deprimen todo su entorno.–
  • Personas que aparecen como desvitalizadas, mentalmente poco activas, abúlicas.
  • Puede interpretarse este estado como una forma de depresión.
  • Personas “que no tienen ganas”. Aplastadas.
  • A nivel energético pareciera que les es imposible a este tipo de  personalidades tomar las energías cósmicas en sus cualidades positivas y transformarlas dentro de sí. (según. M. Scheffer.)
  • A veces el estado Wild Rose aparece sobrecompensado por hipe­ractividad, como en el caso de ejecutivos exitosos. que sin embargo se quejan de que no le encuentran el gusto a la vida.
  • Según R. Demarchi. en estos pacientes. por estar encerrada la” energía suelen presentarse dificultades de elongación y en las articulaciones.
  • Personas  que así como son espectadoras de la vida, sin participar en ella así también se quedan sentadas frente al televisor.
  • En vivencias que lo dejan a uno aplastado, como por ejemplo abortos.
  • Personalidades muy pasivas  en estado de apatía casi paralizante. Faltos de interés y ambición. Resignados, con chatura emocional. Ni felices ni tristes.
  • Bloqueo tal de energía que hace que la persona renuncie aunque   las circunstancias no sean tan negativas y sin esperanza.
  • Personas que no hacen ningún esfuerzo para producir cambios   positivos en sus vidas.
  • Crónicamente aburridos, rendidos, descoloridos, indiferentes, va­cíos desinteresados, aletargados, hipotónicos.
  • Poco o ningún registro emocional, tanto interno como externo, nada lo estimula,
  • No buscan cambios, por eso dejan pasar las oportunidades. Es demasiado esfuerzo para ellos.

Frecuentes Verbalizaciones

“Esto es así, ¿qué voy a hacer?”

“Esto me viene de familia. Uno tiene que aprender a convivir con lo que es. Ya está jugado en lo que a mí concierne, de todas ma­neras.

“Yo me resigno a la fatalidad. Que sea lo que debe ser.”

“Yo soy un fracasado, soy así.”

“Yo no me quejo de mi situación, es como es.”

“Siempre estoy cansado, tengo poca energía, no estoy motivado   para hacer gran cosa.”

“Mi señora dice que mi vida transcurre frente al televisor. Tal vez  sea así.”

“Así es la vida.” (Frente a alguna adversidad.)

“Yo estoy bien como estoy.”

“Me preguntan si estoy vivo o sólo vegeto.”

“Me siento siempre como opaco. Nada me hace feliz. En realidad, nada en la vida me entusiasmó nunca.”

“Cuando yo hablo nadie me presta atención.”

“Me siento con poca fuerza. Poca vitalidad como para emprender algo.”

“No lo hago ni lo hice nunca, pero tal vez si me drogara…”

Tomando Wild Rose

El individuo gradualmente se pone más vivaz, más lleno de vida y energía vital. Liberado, con fuerzas para participar activamente de la vida.

Es un remedio que hay que tomar durante mucho tiempo y repo­ne energía en todos los niveles, hasta en el de la sexualidad para aquellos con apatía sexual.

A veces es un estado difícil de diagnosticar,especialmente si es crónico.

 

Olive, Olea europaea, Olivo

El olivo perenne del Mediterráneo florece en distintos meses de la primavera, según el país. Cada inflorescencia presenta de veinte a treinta flores blancas insignificantes.

Principio

La paloma llevó a Noé una rama de olivo en señal de que el diluvio había terminado y que la tranquilidad y la paz habían regresado a la Tierra. De manera análoga, la esencia floral Olive está relacionada con el principio de la regeneración, de la paz y equilibrio restaurado.

Es la  calma después de la tempestad» cuando después prolongadas y duras exigencias, el cuerpo, el alma y la mente han quedado totalmente agotados y consumidos: después de una grave dolencia física, después de prolongados regímenes alimentarios, después de haberse visto privados de sueño, pero también después del cuidado sacrificado de un enfermo de la familia, después de largos años dedicados a una ocupación secundaria y de intensos procesos evolutivos interiores que han consumido demasiada energía en los planos inconscientes.

En todo caso, cuando en el estado Olive negativo «se apaga el horno» como consecuencia de la fatiga, ocurre lo que se podría llamar la «huelga energética». Ya no quieren ver ni oír nada más solo dormir o simplemente quedarse sentado. La tarea más insignificante como lavar los platos cada día, se transforma en una insuperable dificultad: «Estoy tan agotado que en cualquier momento me pondría a llorar» Estoy harto de todo, me siento mal de tanto cansancio». «Ya no tengo ganas siquiera de dedicarme a mi pasatiempo favorito» estas son las frases típicas que se exteriorizan en estado Olive negativo.

Las personas que caen con frecuencia en este estado deben aprender a manipular correctamente su fuerza vital o sea su energía. Su error reside en que agotan sus fuerzas por entero en el plano de la personalidad, cuyo potencial energético es limitado en lugar de beber en las fuentes superiores.

En los períodos de grandes sobrecargas de trabajo se evidencia con claridad que el individuo no debe esforzarse hasta el límite de rendimiento personal, sino pedir energía de las fuentes más elevadas a través de su Yo Superior. En el Universo existe suficiente energía a su disposición, cuando se la requiere con la debida conciencia de que no se vive de su propia fuerza. Al mismo tiempo, se impone reconocer y aceptar las leyes muy individuales del propio cuerpo.

Todo estado Olive es una invitación a la humildad y a la vez desafío a aprender a manipular correctamente la fuerza vital o a la energía divina. A algunas personas les resulta difícil, pues el        sistema de alarma de su cuerpo a través del cual el Yo Superior advierte que nos estamos desgastando demasiado en lo físico, lo espiritual o mental, funciona de manera precaria.

Las personas en estado Olive positivo experimentan que aun el estrés más agudo puede ser superado con vigor y alegría. Tienen puesta la mira en otras reservas energéticas, al parecer más notables. Comprenden las pequeñas señales y son capaces de adaptarse con flexibilidad a las correspondientes condiciones y  exigencias energéticas. Se confían por entero a su guía interior, con la idea de que en el momento oportuno les fluirán las fuerzas necesarias del Universo.

Frente a un estado Olive negativo, el terapeuta debe prestar mucha atención al lado físico. El hecho de que la energía no fluya correctamente por todo el sistema se evidencia a menudo en las disfunciones físicas, por ejemplo, en la alteración del porcentaje de oxigeno en la sangre, en una insuficiencia renal, en una flora intestinal intoxicada y otros fenómenos. El estado Olive también debe ser investigado a fondo y tratado en el plano físico, si no se hizo con anterioridad. A la inversa, en el tratamiento de las dolencias físicas que consumen mucha energía, Olive siempre es un buen auxiliar que robustece el cuerpo y el alma. De acuerdo con las experiencias de algunos terapeutas, Olive demostró su eficacia, junto con otros remedios, para el tratamiento ulterior del alcoholismo.

He aquí la diferencia entre Olive y Hornbeam:

Olive: Para el agotamiento total del alma, de la mente y del cuerpo.

Hornbeam: El agotamiento es más bien mental. Por la ma­ñana, el individuo cree no poder cumplir con sus cometidos, pero a medida que transcurre el día se hace evidente que sí lo consigue.

Síntomas clave del estado Olive

Completo agotamiento, extremo cansancio del cuerpo y espíritu.

Síntomas en estado de bloqueo

  • Huelga energética, «todo es demasiado».
  • Extenuación después de prolongada y sostenida sobreexigencia o de una larga enfermedad física al final, el paciente se siente sin vitalidad.
  • Necesita mucho sueño.
  • No puede emprender nada, no tiene ganas absolutamente de nada.
  • Profundo cansancio interior después de épocas de intensas luchas y cambios interiores en los que se consumió mucha energía psíquica.
  • Agotamiento por la prolongada y sacrificada atención a enfermo.
  • No puede manipular debidamente su energía vital.   
  • En la vida siempre alterna las fases de gran rendimiento  y extremo agotamiento.

Potencial en estado transformado

  • Mucha fuerza y vitalidad.
  • Dispone de reservas energéticas, aparentemente inagotables.
  • En las fases de sobrecarga se abandona por entero a la guía interior y de este modo puede superar con vitalidad y buen   humor los mayores esfuerzos.    

OLIVE (REMEDIO T)

Aspectos positivos

Personas que pueden enfrentar situaciones de stress en el más completo equilibrio de sus fuerzas y sin perder el  buen ánimo. Pareciera que sus recursos fueran inagotables, pero son capaces de tomar en cuenta señales de alarma, reconociendo las necesidades de su cuerpo. Son flexibles en adaptarse al gasto de energía que se les requiere.

Gran fuerza y vitalidad, bien administradas en momentos de gran stress.

Frecuentes verbalizaciones

“Me siento como si me hubieran apaleado”.

“Estoy exhausto, agotado, cansado. Ya no puedo más con mi cuerpo.”

“Primero tuve que cuidar a mi madre enferma. Saqué fuerzas d donde podía. Ahora ella esta bien y caí yo”

“No quiero ni ver ni escuchar más nada. Sólo descansar y descansar”.

“Estoy tan cansada que podría hasta llorar. No puedo más.”

“Parpadear es demasiado esfuerzo para mi.”

“No puedo parar de dormir.”

“El cuerpo no me responde. De la cabeza ando bien. No tengo ni fuerzas para hacer lo que más me gusta.”

“Ni con todo el oro del mundo me sacan ahora de mi casa.”

“Estoy 10 minutos parada y siento que me tengo que acostar por que no puedo más. Es como si se me hubieran descargado las pilas.” (Dicho por una persona de edad avanzada.)

Aspectos en estado de desequilibrio

  •  Para aquellos que se encuentran sin fuerzas físicamente para ha­cer el mínimo esfuerzo.
  • Para quienes sienten que vivir es un sufrimiento, carente de placer por el cansancio que implica.
  • En convalecencias para recuperar fuerzas.
  • En personas que no saben usar su energía vital adecuadamente y desafían sus fuerzas más allá de lo razonable.
  • Personas que tienen alguna pérdida de su caudal de energía por diferentes causas y que puede manifestarse físicamente por alguna disfunción. Conviene hacer un chequeo médico en estos casos.
  • Para recuperación de alcohólicos en abstinencia.
  • En estados de gran fatiga física y mental, en los que el individuo está exhausto y sin reservas.
  • Posterior a situaciones de crisis, pérdidas afectivas, divorcios, guerras, operaciones, enfermedades de larga duración, o muy dolorosas, en las que el individuo se queda sin vitalidad.
  • Ayuda a estudiantes con muchos exámenes o a aquellos que se encuentran involucrados en algún trabajo mental o físico pesado, agotador.
  • Para personas ancianas que sienten que les quedan pocas fuerzas.
  • Después de un día tan agotador que la persona quedó exhausta.
  • En pacientes oncológicos que sufren gran desgaste en tratamientos, Olive los saca del terrible agotamiento.
  • En NIÑOS que han  sido operados.

Dando Olive se logra

Reciclar la energía, tanto física como psíquica. También da vitalidad y regenera la piel.

 Recomendaciones para las personas en estado Olive

  • Analizar el tema energía, prana y otros similares.
  • Ejercicios de yoga dosificados que sirven a la armonización del sistema energético.
  • Dormir mucho.
  • Buscar expansión al aire libre, en el bosque.
  • Alimentación rica en proteínas etéricas, por ejemplo: cereales, hortalizas, frutas.
  • Frases de programación positiva:

«Pido fuerzas para mi misión»;

«Siento que la fuerza cósmica fluye hacia mí»;

«Reconozco las necesidades de mi cuerpo».


Clematis, Clematis vitalba, Clemátide

Esta trepadora crece en suelos calcáreos, en sotos, zarzales y bosques. El tallo de las plantas más viejas, que alcanzan una longitud de hasta 12 metros, es sarmentoso y de dos a tres centímetros de grosor. Florece de julio a septiembre. Las flores de suave fragancia presentan cuatro sépalos de color blanco verdusco. En otoño, los pistilos se vuelven plateados filamentosos como el cabello de un anciano.

Principio

La Clematis está relacionada con la capacidad anímica del idealismo creador. En estado Clematis negativo, la personalidad trata de participar lo menos posible en la vida real y de ensimismarse en el mundo de la ilusión y la fantasía.

Nos cruzamos en la calle con una jovencita, hija de nuestros vecinos, y nos mira con grandes ojos, con una mirada muy remota, perdida en un país de maravillas y sin el menor vestigio en ella de que nos haya reconocido. Es un típico caso Clematis, a igual que nuestro pequeño profesor distraído de nueve años cuyo cuerpo comparte con nosotros la mesa del almuerzo, pero su espíritu vuela raudo por el universo como comandante de una nave espacial. La conocida violinista que vive en la casa de a lado y que da la impresión de ser algo torpe en las cuestiones de la vida cotidiana, es también una representante del estado Clematis.

«¿ De veras?  ¡No te puedo creer. !»  Estas y otras expresiones estereotipadas  se escuchan con frecuencia en labios de personas en este estado, que en realidad no tienen el menor interés en lo que el otro quisiera comunicarles porque su pensamiento está en otra parte.

Los individuos Clematis son caminantes entre dos mundos. Para ellos, la realidad no es particularmente atractiva, de ahí que siempre que les es posible se apartan del tedioso presente para refugiarse en los castillos en el aire de su imaginación. Cuando algo amenaza tornarse desagradable o difícil, proponen, ante el horror de sus cónyuges, soluciones en extremo irreales o se entregan a utopías.

En estado Clematis negativo la personalidad atribuye, al parecer, poca importancia a la realidad física. Por esta razón, en el plano físico hay a menudo muy poca energía. Esta energía puede hacerse evidente en lo corporal y en la conducta. El paciente necesitado de Clematis tiene con frecuencia las manos y los pies fríos, se siente a veces como si tuviera la cabeza vacía, su memoria deja que desear y le cuesta pormenorizar. Corre a la cocina tropieza con las jambas de la puerta por su deficiente orientación espacial, y una vez allí ya no recuerda qué iba a hacer.

Como prefiere pasar sus propias películas en su cine interior en lugar de participar del gran teatro universal de la realidad tarde o temprano tiene tendencia a sufrir trastornos visuales auditivos. Por andar sumergido en un estado de ensoñación tiene más probabilidades de sufrir accidentes de tránsito en la vía pública. A las personas en estado Clematis les gusta dormir larga y profundamente, voluntaria o involuntariamente, cuando ven la televisión, asisten a una conferencia o durante el sermón de los domingos. Su activa vida interior no les deja mucho poder de concentración para el tema. Estos individuos casi siempre parecen algo distraídos. En realidad, nunca están totalmente despiertos.

Como consumen la mayor parte de la energía psíquica en los planos interiores, jamás se les ve arrebatados. Son poco agresivos no tienen miedo. A veces, reaccionan ante una buena noticia con la misma indiferencia irritante que ante una mala.

La tarea del médico no es fácil con una persona en estado de Clematis enferma, pues su instinto de autoconservación es débil  por ende también su impulso a sanar.

A veces casi se tiene la impresión que a los pacientes Clematis no les asusta abandonar esta tierra para reunirse quizás en el más allá con un ser querido perdido. No en vano Edward Bach llamó al estado Clematis  una forma cortes  y decente de suicidio. La ola romántica de añoranza por la muerte a fines del  siglo fue una perfecta manifestación del estado Clematis negativo.

Las personas de tipo Clematis tienen por lo general un potencial de talento creador mayor que el hombre promedio, por esta razón se las encuentra a menudo en profesiones productora de sueños, como pueden ser el sector de la moda, la cinematografía y la prensa. Si su potencial creativo no puede volcarse en la realidad, casi automáticamente se presenta el estado Clematis  negativo, en el que la energía creadora aparece como un romanticismo exagerado, excentricidad o, distorsionada, bajo la forma de toda clase de ideas fijas.

Muchas personas en este estado ansían un futuro mejor en el que por fin podrán materializarse los verdaderos ideales humanos, así como en este momento mucha genteaguarda un desastre total con la esperanza de que luego seguirá una nueva era dorada.

La personalidad en estado Clematis negativo no piensa que todo futuro se conforme en el presente y que para esta misión la  Providencia planeó el concurso de toda energía, todas las manos todos los cerebros, todos los corazones. Quien se limita a apearse y espera a que llegue su hora, no sólo perjudica al Gran Todo sino también al propósito de su propia alma, y ha interpretado  erróneamente el sentido de su existencia terrenal.

Si la personalidad se abre a su verdadera misión, reconoce más y más las verdaderas relaciones entre el mundo físico y el espiritual y él profundo sentido de todo el acontecimiento. De este modo, su vida real se hace cada día más interesante.

La energía Clematis positiva se da entre los individuos que tienen bajo control su rica imaginación y pueden introducirla certeramente en el mundo de la materia, que a través de la belleza y sensibilidad de sus ideas y acciones enriquecen su entorno. Ejemplo de ello son los artistas, los sanadores, los idealistas prácticos. Clematis puede ser un remedio eficaz en proceso de larga duración, pero también emplearse con buenos resulta los en todos los estados psíquicos y físicos transitorios en los que la conciencia ha sido sustraída del presente por la alegría, la  pena o circunstancias físicas.

Las personas típicamente Clematis soportan peor que la demás los psicofármacos, los experimentos con drogas y la privación del sueño. Algunos terapeutas emplean Clematis para evitar la amenaza de infecciones, porque restablece de manera más intensa el vínculo del cuerpo físico con sus otros planos.

En combinación con otras flores de Bach, Clematis ha ayudado a matrimonios, cuya esterilidad no respondía a ninguna  causa orgánica, a concebir un hijo.

Recomendaciones para las personas en estado Clematis

  • Adoptar aficiones creativas, como por ejemplo, tejer, pintar, etc., en las que no sea obligatorio transformar en la materia el potencial creativo no usado.
  • Trabajar teórica y prácticamente con el concepto «así como en lo interior, en lo exterior».
  • Hacer ejercicios de yoga que robustezcan el cuerpo etéreo.
  • Mucha luz y sol.
  • Frases de programación positiva:

«Reconozco cada vez más las relaciones entre el mundo in­terior y el mundo exterior»;

«Mi misión se encuentra en el presente concreto»;

«Me inspiro y traduzco mis ideas en la realidad»;

«Participo».

Síntomas clave del estado Clematis

Ensoñación: siempre están ausentes con el pensamiento; ponen poca atención en lo que sucede a su alrededor.

Síntomas en estado de bloqueo

  • Absorta en sus pensamientos y alejada, la persona rara vez está del todo presente.
  • Falta de atención, distracción, sueña despierta.
  • No tiene interés por el presente y vive más bien en los mundos de su fantasía.
  • Camina entre dos mundos, a menudo no se siente cómoda en la realidad.
  • Da un gran lugar a la fantasía en su vida.
  • Da la impresión de estar algo desorientada, «aplastada».
  • Frente a las dificultades suele refugiarse en ideas irreales e ilusorias.
  •  Mirada típica: como si viniera de lejos, como si estuviera distante.
  •  Parece adormilada, como si no estuviera del todo des­pierta.
  •  Reacciona con igual indiferencia ante las buenas noticias que ante las malas.
  • Ausencia de instintos agresivos y de miedos, porque no está plenamente en el presente.
  • Falta de vitalidad; a menudo llama la atención su pali­dez.
  • Suele tener cíe pronto las manos y los pies fríos o una sen­sación de vacío en la cabeza.
  • Sensación de estar flotando; a veces se siente amodorrada, como bajo los efectos de un narcótico.
  • Necesita dormir mucho, le gusta cabecear en los momentos más inconcebibles.
  • Propensión a los desmayos, se «aparta» con facilidad.
  • Falta de vitalidad, se agota fácilmente.
  • Mala memoria, carece del sentido de la pormenorización porque por desinterés no se esfuerza en escuchar con atención.
  • Propensión a los trastornos visuales o auditivos, ya que los ojos y oídos se vuelven más hacia el interior que al exte­rior.
  • En caso de enfermedad, muestra poco interés por restablecerse, ya que el instinto de supervivencia física es muy débil.
  • No es capaz de distinguir claramente entre la fantasía y la realidad.
  • A menudo se encuentra entre los talentos creativos no desplegados, personas con dotes artísticas dedicadas a áridas ocupaciones para ganarse la vida.

Potencial en estado transformado

  • La persona que consigue dominar su mundo de ideas y cada día obtiene de la realidad nuevos estímulos, porque entiende y acepta las relaciones entre los diversos mundos y su significado profundo.
  • La creatividad se traduce certeramente en la realidad física, por ejemplo, cuando se trata de un escritor, de un actor, un dibujante, etc.

 CLEMATIS (REMEDIO C Y T)

Aspectos positivos

Aquellas personas como poetas, artistas, diseñadores, científicos que integran su capacidad creativa, sus ideales, sus fantasías, sus sueños, utililizandolos en su realidad cotidiana como un modo de crecimiento y enriquecimiento tanto en lo personal como del mundo que los rodea.

Personas que se permiten vivir plenamente el presente consciente de la belleza y sensibilidad de su pensamiento o acción.

Aspectos negativos

  • Pérdida de conciencia, lipotimias, coma.
  • A nivel de ideas: fabulador. Para los que están en la luna.
  • En psicosis, por su desconexión con la realidad.
  • A nivel de emociones: está como abrumado, obnubilado, lento, indiferente, desconectado con el presente, aturdido, con entur­biamiento de conciencia.
  • A nivel del cuerpo: pálido, ojeroso, cuerpo pesado, somnoliento
  • Estados de ensoñación. Para el que vive en un mundo diferente, sea porque se nutre constantemente con sus fantasías o porque escapa de la realidad y le resulta muy duro bajar a la tierra.
  • En trastornos auditivos y visuales que no se deban a una enfermedad crónica.
  • Para “aterrizar” después de haber estado desconectado al volver de un viaje, en relación con el desajuste de tiempo y espacio.
  • Para las personalidades distraídas, inconstantes, que viven mas en el futuro que en el presente.
  • En adolescentes con ensueños diurnos que se refugian en un mun­do de fantasía y viven sólo haciendo proyectos para el futuro.
  • Falta de concentración o atención.
  • Personas que duermen en exceso.
  • Personas que prestan poca atención a lo que pasa a su alrededor. Suelen estar con el pensamiento en otras cosas.
  • Ponen poca energía en cuidarse o curarse en caso de enfermedad.
  • Personas de gran talento antístico, romántico, imaginativo, pero que toman poco contacto con la vida y se encierran en su propio mundo lleno de una frondosa imaginación.
  • Personas poco interesadas en lo que otros pudieran contarles. Poco conectados.
  • Personas con gran capacidad de construir castillos en el aire.
  • Personas que se quejan de sentir un vacío en la cabeza.
  • Aquellos que se quejan de poca memoria y que no son nada detallistas. En realidad se debea que no prestan atención.
  • Personas que hacen su propia película en vez de participar con los demás.
  • Personas que raramente se violentan, se ponen agresivos o ansio­sos. Tienen bajo instinto de autoconservación. Más bien “se dejan ir”.
  • Mala tolerancia a los psicotrópicos.
  • Esta flor aumenta la fertilidad cuando no hay razón orgánica para no concebir.
  • Personas que reaccionan con la misma indiferencia frente a las buenas noticias como a las malas.
  • A veces sensación de estar flotando en el vacío, como anestesiado­
  • “Me cuesta concentrarme en la escuela y prestar atención todo el tiempo. Generalmente mis pensamientos van para otro lado.”
  • “A veces me invento situaciones y termino creyéndomelas yo mismo.”
  • “Se me duermen fácilmente las manos y los pies.”
  • “En la clase me pusieron el apodo de profesor distraído.”
  • Se duermen en cualquier lugar  o momento, a veces sólo 10 mi­nutos, y luego siguen.
  • Tendencia a desmayarse con facilidad, desmemoriados, distraídos, hipersomnia.
  • Faltos de conciencia de sus problemas,vienen a un tratamiento pero en realidad no saben bien para qué consultan.
  • Para los que oyen sin escuchar, miran sin ver, olvidan lo que di­cen o lo que se les dice.

Al indicar esta flor

Tener en cuenta que por ser un remedio que despabila puede, en pocos casos, producir insomnio. Sí es así, reducir la frecuencia de las tomas.

Verbalizaciones

“Ando con sueño todo el día.”

“Voy manejando y de repente me doy cuenta de que estoy yendo a otro lado del que quería ir.”

“Soy muy distraído.”

“Me molestan los contrastes de luz/oscuridad.”

“Me molestan los ruidos.”

“Me encanta la penumbra.”

“Tengo mala memoria, me lo paso buscando cosas que no recuerdo donde guardé.”

“Estoy lleno de hematomas porque me golpeo por no presta atención  por dónde camino.”

“Suelo soñar con los ojos abiertos.

 

 Honeysuckle, Lonicera caprifolium, Madreselva

Esta trepadora vigorosa, fragante, crece en los bosques, en los lindes de éstos y en los prados. Los pétalos de las flores, rojos por fuera y blacos por dentro, toman color amarillo en la época de la fecundación. Es más rara que la Honeysuckle amarilla y florece entre julio y agosto.

Principio

Honeysuckle tiene que ver con la capacidad para transformarse y a comunicación. En estado Honeysuckle no estamos bastante unidos al flujo de la vida.

Aquí, la dificultad reside en un deficiente movimiento inte­rior. Con una cierta inercia, la persona persevera para quedarse mentalmente en el tiempo y en el lugar equivocados y de este modo se vuelve incapaz para la acción. El ejemplo clásico de este estado es la mujer de Lot, convertida en estatua de sal, por­que contrarió las advertencias de su ángel guía y, atraída por el pasado, volvió la vista a Sodoma en lugar de concentrar todas sus fuerzas en el presente, en su huida y su salvación.

En el estado Honeysuckle, el individuo vive, por cierto físi­camente en el presente, pero su espíritu se ha quedado detenido en el pasado. Para salvar esta brecha, se debe emplear mucha energía psíquica que se pierde como una columna de humo, deja atrás escorias y falta en el aquí y ahora, donde se hacen los cam­bios de vida para el futuro.

En estado Honeysuckle negativo, la personalidad rehusa dejarse guiar por su Yo Superior, de acuerdo con las leyes de su alma, aun cuando no siempre comprende enseguida estas leyes. ignora que uno de los más importantes principios de vida es el cambio continuo  que fluye en todo. En lugar de eso prefiere te­rminar y controlar por sí misma su desarrollo, particularmente allí donde están en juego las vivencias afectivas. Las escalas que impone para tal fin están referidas a ella misma y por lo tanto son limitadas.

La viuda que durante años conserva el despacho de su difunto esposo como si éste acabara de levantarse del escritorio, se encuentra en estado Honeysuckle. Otro ejemplo más acusado aun es el de la actriz que se ha quedado estancada en su época de esplendor. A los cincuenta años, todavía luce la vestimenta, el peinado y el maquillaje de la «dulce niña», el papel que una vez desempeñó con tanto éxito. También podemos citar el caso de la joven que, muerto su prometido, se resiste a todo nuevo vínculo, el del ingeniero alemán destacado en África, enfermo de nos­talgia. Ambos necesitan Honeysuckle, al igual que la pareja que se vio obligada a mudarse a otra parte de la ciudad y no deja  hacer notar cuánto añora su viejo barrio. No es de extrañar que al adoptar esta postura no logre habituarse ni hacer nuevos amigos.

Las personas de los casos arriba citados se niegan inconscientemente a aceptar un nuevo desarrollo. Los caracteres Honeysuckle empiezan sus frases, con más frecuencia que otros con las palabras: «Antes, yo…» y «Cuando todavía yo…». Esto  evidencia, que en cierta medida se apegan a su pasado y que todavía no lo han digerido en su debida forma. No pueden establecer una comunicación fluida entre él y la situación actual de su vida, porque no pueden o no quieren contemplar su pasado desde todos los ámbitos. Se fijan sólo en un aspecto, la mayoría de las veces en el lado agradable. «En el Tercer Reich reinaba el orden y construyeron autopistas.» El lado oscuro del Tercer Reich no se tiene en cuenta ni se discute. De esta manera, estas experiencias no se pueden integrar, ni se puede extraer de ellas provecho para el ulterior desarrollo de la personalidad.

El sentimiento de nostalgia es un estado Honeysuckle. Mucho de esto vibra en el nombre alemán de la flor Jelangerjelieber. (Cuanto más tiempo hace, mejor). Se refugian en un tiempo pasado para no tener que enfrentarse con los rigores del presente , pero  el sentimiento está fuera de tiempo, es más bien un intento de compensación sentimental.

El estado Honeysuckle es comprensible y en cierta medida normal en los ancianos que en su interior están haciendo un balance sobre todo. En la actualidad, en que se los excluye de manera sistemática de la corriente activa de la vida y de las generaciones, resulta lógico que se aparten en espíritu del presente poco halagüeño para refugiarse en el recuerdo de épocas pasadas. También es propio del estado Honeysuckle lamentarse por las oportunidades perdidas y las esperanzas malogradas; un nostálgico comprender que se han hecho tantas cosas como las que se han hecho pero sin sentimientos de culpa. La Honeysuckle ayuda a los agonizantes a desprenderse con mayor facilidad de la parte perecedera de su existencia.

Bach escribió lo siguiente sobre la Honeysuckle: «Aleja de la conciencia toda pena y preocupación por el pasado. Neutraliza las influencias, deseos y añoranzas de tiempos pretéritos y nos devuelve al presente».

En estado Honeysuckle transformado se mantiene un contacto vivo con el propio pasado. Se aprende de él, pero no hay que aferrarse necesariamente a él. Se puede trabajar con el propio pasado. Desde este punto de vista, los arqueólogos, los historiadores y los anticuarios se encuentran en un estado Honeysuckle positivo. Durante la labor psicológica en grupo o una terapia de reencarnación, la Honeysuckle puede contribuir a restablecer la comunicación entre el pasado y el presente y cuida que el pasado conserve el verdadero valor de ubicación aún durante una terapia de ese tipo.

El estado Honeysuckle negativo se extiende en su mayoría durante un período prolongado, pero también puede ser de  breve duración, en especial en los niños. La Honeysuckle ha ayudado con frecuencia a los niños enfermos de nostalgia de los hogares escuela del campo o los internados.

Es curioso que algunas personas que necesitan Honeysuckle  casi no pueden recordar su pasado. En estos casos se ha evitado conscientemente, hasta ese momento, todo intento de dominarlo.

En algunos aspectos, el estado Honeysuckle se confunde con el estado   Clematis, pues ambos se caracterizan porque el individuo no tiene interés alguno en el presente y no vive aquí y ahora, he aquí la diferencia:

Honeysuckle:  Se refugia en el pasado y ya no espera nada positivo del presente y el futuro.

Clematis:    Huye del presente y se refugia en la fantasía. Confía en un futuro mejor.

En ocasiones, hay que distinguir también entre el estado Honeysuckle y el estado Pine:

Honeysuckle:  Pesar melancólico.

Pine:  Auténticos sentimientos de culpa.

O entre los estados Honeysuckle y Walnut:

Honey~suckle:           No puede haber evolución porque el individuo se niega a seguir hojeando el libro de la vida y no tiene nuevas experiencias.

Walnut: Todavía no puede operarse una evolución porque la fuerza no es bastante intensa para traducir en hecho una nueva experiencia.

Síntomas clave del estado Honeysuckle

Añoranza de lo pretérito; pesar por lo que pasó; no se vive en el presente.

Potencial en estado transformado

  • Mantiene una relación viva con el pasado, pero vive en el presente.
  • Aprende de las experiencias pasadas, pero sin aferrarse a ellas.
  • Pueden rescatar para el presente cosas bellas del pasado.
  • Como escritor, arqueólogo o historiador, puede hacer revivir el pasado.

Recomendaciones para las personas en estado Honeysuckle

  • Inclinar a las personas hacia otros pensamientos, hacerlos asumir nuevas responsabilidades, por. ejemplo: un cargo honorífico, aceptar un ahijado, cuidar un perro o las plantas.
  • Ocuparse de problemas del presente.
  • Dedicarse a actividades artísticas, por ejemplo: gimnasia rítmica, canto, clases de guitarra.
  • Frases de programación positiva:

«Todo fluye»;

«La vida empieza hoy»;

«Cada día es nuevo y está lleno de expectativas»;

«Me identifico con mis cometidos actuales».

Síntomas en Estado de Bloqueo

  • Referirse constantemente a lo pasado, en el interior y al conversar con los demás.
  • Glorificar el pasado y preferir que todo fuera como antes.
  • Pensar con melancolía en los bellos tiempos que quedaron atrás.
  • No lograr superar la pérdida de un ser querido (por ejemplo: el padre o la madre, un hijo, el cónyuge).
  •  Vivir enteramente en los recuerdos.
  •  Nostalgia.
  • Deplorar una oportunidad perdida o una ilusión que no se realizó.
  • Mostrar poco interés por los problemas actuales; el pensa­miento se ha quedado anclado en el pasado.
  • Añora poder empezar una vez más desde el principio.
  • Un determinado suceso ocurrido en el pasado mantiene tanta actualidad como si hubiera acaecido ayer.
  • En  ocasiones: un recuerdo particularmente desleído de la infancia.

HONEYSUCKLE (REMEDIO T)

Aspectos positivos

Flexibilidad para hacer cambios. Posibilidad de establecer vínculos, recordando el pasado en su justa medida sin que impida vivir plenamente el presente.

Capacidad para traer el pasado al presente, propia de escritores, historiadores, arqueólogos, psicoanalistas, etc.

En su aspecto positivo esta personalidad tiene en cuenta que la vida está sucediendo ahora.

Cuando la personalidad está en desequilibrio

  • Para aquellos que viven recordando amigos del pasado.
  • Para quienes viven recordando ambiciones que no se cumplieron.
  • Para personas cuyo presente es demasiado pesado, y se refugian en el pasado.
  • Para los que sufren de remembranza y nostalgia o tienen una conexión muy débil con lo actual.
  • Para tomar cuando hay mudanzas, migraciones, viudez y separaciones.
  • Para todo lo que se relacione con envejecimiento, anciano en soledad.
  • Para los que sienten pena porque lo pasado ya pasó y se aferran al mismo.
  • Para los que no pueden elaborar vivencias o pérdidas o personas muy sentimentales a las que les cuesta mucho el cambio.
  • Para personas de tipo conservador, tanto interna como externamente.
  • Personas de edad que se conectan poco con el presente y sólo se nutren de sus recuerdos.
  • En situaciones de mudanza, con la imposibilidad de poder des­prenderse de nada, aunque ya no sea de utilidad.
  • En NIÑOS que no pueden desprenderse de sus padres para ir al jardín de infantes o a la escuela.
  • Para los que se centran en aspectos idealizados del pasado, sin poder también integrar las malas experiencias y continuar con su desarrollo personal.
  • Ayuda a combatir la pena de sentir que uno se está poniendo viejo…
  • En el estado emocional de pesar en que se acelera el envejecimiento y se observa tanto en la piel como en la postura o porte de la persona.
  • Para  personas en estados terminales las  ayuda a dejarse ir  con mayor facilidad (según M. Scheffer).
  • Cuando en los sueños aparecen recuerdos desagradables. En  personas que temen a los cambios.

Verbalizaciones frecuentes

“Todo tiempo pasado fue mejor.”

“Cuando yo era joven… “

“No me puedo acostumbrar a estos tiempos modernos.”

“No voy a encontrar otro hombre como mi marido.”

“Eran otras épocas aquéllas… “

“Lástima que no se pueden volver a vivir cosas que ya pasaron”.

“Me gusta mirar fotos y recordar tiempos idos.” -

“El accidente que tuve hace unos años se me aparece como muy actual. A veces veo la situación con todos los detalles como si lo estuviera viviendo otra vez.”

“Lamento no haber seguido el consejo de mi madre de estudiar. “

“Disfruto mucho coleccionando cosas de antes: tarjetas postales, discos, etcétera.”

“Yo prefiero pensar que mi marido se fue de viaje en vez de ha­cerme a la idea de que ya nunca más lo veré.”

“No puedo superar lo que perdí…”

“De mi infancia no me acuerdo nada.”

“Cómo me gustaría poder volver a empezar.”

“Estoy casada con un hombre buenísimo, tengo dos hijos hermo­sos, pero extraño tanto mi país, mis padres y el tipo de vida que se lleva allá, que no puedo disfrutar lo que tengo aquí.” -

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s